miércoles, 21 de junio de 2017

El discurso arcaico de Trump que no asombra (+fotos)




   Me he demorado unos días...porque no podía ponerme al nivel de un fanfarrón, inculto y grosero.
fotos tomadas de Internet

  El presidente de los Estados Unidos Donald Trump escogió, para hablar en la Florida sobre sus cambios de política hacia Cuba, un teatro que lleva el nombre de Manuel Artime, connotado contrarrevolucionario, Jefe Civil de la Brigada 2506, entiéndase los mercenarios que organizados y financiados por la Agencia Central de los Estados Unidos (CIA) desembarcaron en Cuba, el 17 de abril de 1961 con el fin de echar abajo a la naciente Revolución. Claro el acontecimiento pasó a la historia como la primera derrota del imperialismo yanqui en América Latina y Artime tuvo que salir canjeado por alimentos para niños y vivir del cuento en la Florida.
 Trump no asombra con sus palabras arcaicas, ni sus gestos grotescos ni sus miles de veces que dio gracias…gracias? A quién? A unos espectadores tan arcaicos como él, una minoría que se fue de Cuba y ha vivido todos estos años a cuenta de organizar campañas contra la Revolución, recaudar dinero para “la causa” con un pensamiento tan obcecado que no les permite ver ni un centímetro delante de sus narices.

jueves, 11 de mayo de 2017

Cosas de madres (+Fotos)


Yenli con su pequeño pelirrubio

Diago Román



La veo llegar con su pequeño en brazos y me veo hace tiempo, cuando igual andaba con los míos a cuesta.
Todavía disfruta de las bondades de la licencia de maternidad, proyecto social que impulsa Cuba en defensa de las mujeres que traen al mundo descendencia, y que las protege laboralmente con el fin de atender mejor a los bebés en los primeros meses de vida.
La veo llegar con bolso, pañitos, toallas, pañales y el alimento lo carga junto al pequeño que mira con ojos de azul intenso, y él sonríe si le hablo y se aferra al seno materno porque “pica” el hambre, hace calor y esta gente grande solo le hace monerías y le habla como si él fuera bobo…
Ella es periodista y su esposo estomatólogo, todavía me estoy preguntando que tienen que ver tantas letras, agendas, computadoras, fuentes de información, entrevistas y notas informativas, con los dientes, los molares, la ortodoxia y todos los “aparaticos” esos que vemos brillar en dientes ajenos; pero lo cierto es que procrearon a un precioso niño con nombre propio.

sábado, 15 de abril de 2017

Playa Girón, memoria enérgica en el tiempo




  “…Una columna oscura se levanta y los niños se arrancan los juegos de un tirón…
…guárdate tu oración amigo viejo, e invoca a Peralejo que nos viene mejor…”
(Fragmento de Girón Preludio, de Silvio Rodríguez)

Museo de Playa Girón
  Amalia estaba embarazada y ese domingo 16 de abril de 1961 estuvo en Playa Girón, sitio alejado en la geografía cubana y que la Revolución, en ciernes, emprendía su transformación.
  Allí se edificaba un centro turístico. El mar estaba aparentemente tranquilo.  Despreocupada caminó por la orilla, introdujo sus pies en las aguas cálidas del Caribe.  Ajena de que aquel lugar sería en breves horas un infierno…
  La madrugada del lunes 17 de abril, hace 56 años, vio rota la calma en el sur de Cuba. La Brigada 2506 organizada y financiada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos desembarcaba con el fin de destruir a la Revolución.
  Richard Bisell, alto funcionario de la CIA daba por sentado el éxito, para ello desde los primeros meses del año 1960 preparaba a la opinión pública, estableció la emisora subversiva conocida como radio Swan y confiaba en que los habitantes de la Isla se sumarían a los mercenarios.
  Mientras tanto en Cuba, se organizaban los vecinos, las mujeres y jóvenes…los campesinos aprendían a leer y a escribir…
  La Ciénaga de Zapata despertaba de un largo sueño de oscuridad. Sus habitantes comenzaban a ser tratados como seres humanos y se abría el horizonte con ofertas de empleo, carreteras, transporte y hasta zapatos.
Zapatos blancos de Nemesia Rodríguez Montano, atravezados por la aviación mercenaria

martes, 4 de abril de 2017

Isla Común


En Presidio Modelo Monumento Nacional


  Isla de la Juventud, Frente Común, Ideas, Jóvenes periodistas, historia, naturaleza,  son palabras que “suenan” en esta primavera acalorada en este lugar del mundo, muy parecido a un paraíso.
 Llegamos por vía marítima a una cita que cada dos años organiza la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) con la intención de mover el pensamiento, renovar ideas, retroalimentarnos profesionalmente, enriquecer espíritus, socializar criterios y compartir como buenos amigos. La travesía por el mar Caribe de más de dos horas, no hizo mella en el grupo que desde el primer día se “conectó” a pesar de que antes nunca se habían visto.
 La naturaleza de este lugar, rodeado de montañas, atravesado por un río con gente tranquila y hospitalaria tiene mucho que ver con el ánimo de los participantes en el encuentro. Andar los mismos sitios por donde caminó Fidel y los Moncadistas, cuando fueron a la Prisión Fecunda, visitar la casa en la cual José Martí, con apenas 16 años de edad, sanó heridas adquiridas en las canteras de San Lázaro, emocionan e impulsan a seguir en el camino.

viernes, 31 de marzo de 2017

Leyttis: El susurro


Aquel día en el hospital


 Hace poco más de un mes me encontré con su madre, siempre Leyttis Fiallo Alemán era motivo de la conversación. Me interesé por su estado de salud y según Niurys, era todo lo estable que podía estar con una traqueotomía permanente por más de 15 años…
 Hoy, esta tarde para ser más exacta, la noticia me estremeció y lloré por aquella muchachita que se despidió de este mundo, sin llegar más allá de unos cortos 19 años, inmensos deseos de vivir y una lucha constante contra su dolencia y los obstáculos impuestos por absurdas políticas.
  Leyttis ya no desandará más las empinadas calles de mi ciudad ultramarina, a donde vino a vivir después de ser la paciente más antigua de un servicio de cuidados intensivos en un hospital pediátrico. De su natal Güira de Macurijes,  casi al sur de Cuba, fue necesario ubicarla en una vivienda cerca de los servicios hospitalarios y cada noche, para dormir, hacerlo conectada a un ventilador mecánico.

martes, 17 de enero de 2017

El balsero y la mariposita (tomado de Crónicas de mi Aldea)



  En la acera, frente a la otrora casa de Yosvani quedaron para
siempre los nombres grabados en el cemento



                                                            A Yosvani, que desde algún lugar del universo me sonríe...

Una noche de noviembre, no importa cuándo exactamente, se fue al mar. Después de intentar abandonar Cuba una decena de ocasiones, esta vez creyó sentirse realizado.
Con un numeroso grupo, entre los que se encontraban otros jóvenes, mujeres y niños, confió en personas inescrupulosas que por tal de ganar dinero, subieron a una lancha de paseo a muchos más seres humanos de los que en realidad soportaba la embarcación.
Todavía, a pesar de que transcurrió el tiempo, hay familiares de aquellos náufragos que no desmayan en averiguar. Las autoridades los declararon desaparecidos en alta mar, y nadie sabe cómo ocurrió el desenlace de más de 30 seres en una lancha donde solo había capacidad para ocho.
Yosvani era un joven querido por su familia y por sus amigos. Jodedor y dicharachero, con oficio de chofer, trabajo todo el año, novias, una moto para pasear y el don de sonreír siempre.

martes, 29 de noviembre de 2016

Las vidas de Fidel Castro




El 4 de noviembre de 2001 cuando azotaba en huracán Michelle 
  Mi familia, por ser cubana, es similar a muchas y difiere de otras. Siempre estamos discutiendo de los últimos acontecimientos del mundo, todos, sin excepción, tenemos un libro en la cabecera que renovamos con frecuencia.
  En el sitio privilegiado donde la mayoría de las familias suelen exhibir un Jesucristo, en mi casa permanece una excepcional fotografía que Chinolope hiciera al Che Guevara, y otra en la cual aparezco al lado de Fidel, en una de esas tantas aventuras reporteriles.
  Cuando el mundo se conmueve ante la noticia demoledora que llegó como un rayo, de la partida de Fidel, también asumimos en familia el golpe duro, incomparable…
  Mi nuera periodista en ciernes, que venía a Matanzas a pasar el fin de semana entre todos, salió como un bólido para incorporarse a su colectivo de trabajo en el periódico Juventud Rebelde, porque inusualmente la publicación circularía el lunes.
  El sobrino mayor, futuro estomatólogo, gastó su saldo en enviar un extenso mensaje a la especial programación de la Televisión Cubana, y estuvo todo el tiempo pendiente de los detalles.
  Los tres hijos adoptivos que me acompañan en el sacerdocio del periodismo, sin salir del asombro, tributan para los espacios informativos y las redes sociales contenidos conmovedores, reflejo del dolor popular ante la pérdida del líder. Uno de ellos afirma convencido, que Fidel no ha muerto; sino como la materia cambia de estado para confundir a los enemigos.
  Mi hijo menor volvió sobre el libro de Katiuska Blanco, el primero de los que cuentan la historia de este hombre-leyenda y que atinadamente la colega tituló Todo el tiempo de los cedros.
  El Combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias desde hace 60 años, que es mi suegro, se afeitó su barba blanca, aquella que había dejado asomar desde que el 31 de julio, 10 años atrás, Fidel en su lecho, muy grave, dictó la Proclama que todavía nos estremece…
  Mi hijo mayor concluía su gira De paso por tierras de Argentina, vestido de verde olivo y con la bandera cubana como única escenografía, compartiendo el dolor con un público amante de la Revolución Cubana.
  Me he pasado estas últimas horas, desde que a las 12.43 minutos de la madrugada del sábado 26 de noviembre, me llamara una voz amiga que todavía no logro descifrar, para dejarme aturdida con la noticia, tratando de dedicar a Fidel, por incontables razones, algunas líneas íntimas, confieso que se me hace un nudo en la garganta y no podía escribir.
  Converso con mi esposo sobre mil y un momentos vinculados al Comandante en Jefe, y él me repite hasta el cansancio con los ojos enrojecidos y su voz entrecortada: “No te das cuenta que Fidel vive muchas vidas…”